REVIEW Pokémon Let’s Go Eevee

Editors choice
11 views
0

Vuelve la exitosa serie Pokémon con otra entrega, la primera para el Nintendo Switch, bajo el nombre de Pokemon Let’s go Pikachu y Let’s go Eevee.

En esta ocasión nos encontramos de nuevo la región de Kanto, recordando que fue esta misma región la que inició toda la franquicia en Pokemón Rojo/Azul/Amarillo o sus remakes Pokémon Rojo Fuego/Verde Hoja. Lo novedoso esta ocasión es la mejora en los gráficos ahora completamente en 3D y la el modo de juego el cual cambió completamente y le da un respiro a la tan ya visitada región de Kanto.

En el aspecto visual, el juego es excelente. No cabe duda que los desarrolladores cuidaron mucho cada detalle visual de la aventura: el agua cristalina, el movimiento de las hojas de los árboles, el aspecto de cada pueblo y dentro del campo de batalla, todo en conjunto hacen de la aventura algo especial, literalmente te sumerge en la región de Kanto. Lo que más impresiona es el nivel de detalle de los diseños de los Pokemon, de los desplazamientos en el mapa y de cada uno de los movimientos de batalla que resultan sumamente atractivos.

Otro cambio sustancial en la saga Pókemon es el sistema de captura. Antiguamente, había que encontrar un pokemon en batalla en parches de hierba o en alguna cueva, debilitarlo con ataques y posteriormente lanzar pokébolas. En esta ocasión la gran diferencia es que los Pókemon se encuentran completamente libres en el mapa, los podemos ver caminar perfectamente. Así es, los combates aleatorios se han ido para dar paso a interacciones con ellos en el mapa, basta acercarse a algún pokemon salvaje para iniciar el proceso de captura y algunos incluso ¡te cortan el paso! Por otra parte, ¡Adiós a los Zubats infinitos en las cuevas! Con esta nueva modalidad, si no queremos enfrentar un Pokémon, simplemente lo esquivamos y continuamos la aventura, algo realmente genial. Adicionalmente, este sistema de captura facilita algunos aspectos como el encuentro de pokemon variocolor, el llenado de la pokédex y la aparición de pokémon con mejores stats.

 

Cuando se interactúa con algún Pokémon en el mapa, nos lleva a la pantalla para iniciar su captura, el cual es el mismo mecanismo que en el juego para móvil Pokémon Go; simplemente hay que lanzar pokebolas hacia el pokemon dentro de los círculos concéntricos que aparecen cerca de él. Para esto hay que mover el Joy-con literalmente como si estuvieras lanzando una pokebola. Este novedoso sistema de captura es interesante y divertido al inicio, pero conforme avanza la aventura tiende a ser repetitivo. No hay opción que permita cambiar el tipo de captura a la manera tradicional lanzando pokebolas sólo con menú, algo que honestamente se debió incluir.

 

Pokémon Let’s Go Eevee tiene compatibilidad completa con el juego de móvil Pokemon Go, principalmente para pasar los Pokémon capturados del juego móvil a la consola. Sin embargo, ya una vez en el juego de consola, hay que recapturar a los pokémon transferidos en un sistema tipo safari. Lo anterior es algo tedioso cuando se trata de transferir grandes números de Pokémon. La compatibilidad con Pokémon Go, permite además la transferencia de las formas Alola de algunos pokémon que ya se encuentran disponibles en el juego de móvil pero no en Pokémon: Let’s Go.

Nostalgia aparte, la aventura sigue fielmente los sucesos de eventos que las versiones originales, algo que lejos de ser un acierto, dejan al jugador sin historia que seguir más que la de convertirse en un maestro Pókemon. En versiones anteriores, como en Sol y Luna, la historia juega un papel importantísimo dentro del desarrollo del juego, teniendo de todo: personajes amigos entrañables, adversarios con un complejas motivaciones y una serie de mini misiones y búsquedas alternas que complementan a la ya desgastada fórmula de sólo atrapar y entrenar pókemon. Como esta versión permanece fiel al original, deja una sensación de que “falta algo” o que la trama argumental es muy superficial.

 

Entre los aspectos negativos a considerar está la facilidad del juego. Es ridículamente fácil. Lejos de que sea un videojuego destinado al público infantil,  cada entrega suponía desafíos interesantes en las batallas (¿Recuerdan al súper poderoso Milktank de Whitney en la región Johto?), ni se diga en las batallas con los altos mandos, había que planear una estrategia sólida para poder hacerles frente.

Bueno, esos días acabaron. Pokémon Let’s Go no ofrece ningún nivel de dificultad en absoluto. Cuando probamos el juego debilitamos al Onix de Brock con un Bellsprout nivel 6, de un solo ataque de Vine Whip. UN ATAQUE. Al reducir las batallas contra pokémon salvajes, nunca se pierden los PP de los movimientos, ni los PS de los pokémon, haciendo a los centros pokemon irrelevantes. Game Freak se dio cuenta de esto e incluso eliminó el sistema de almacenamiento de cajas del centro Pokémon y lo colocó directo en el menú, para que definitivamente no visitemos los centros Pokémon nunca más.

No suficiente con el bajo nivel de dificultad, Pokémon Let’s Go permite conectar un segundo Joy-con y aceptar otro jugador en la partida. Lo anterior tiene la ventaja de lanzar dos pokebolas por turno al momento de atrapar pokémon y para aumentar el número de pokémon aliados en batalla, haciendo el juego, más fácil aún.

 

Lo que a los veteranos jugadores de la franquicia les gustará es el sistema de batalla, pues se mantiene fiel a las entregas anteriores, conservando el sistema por turnos tipo piedra-papel-tijeras tradicional de la serie pero adaptándolo a la nueva consola y su potencia gráfica. Tal vez sea una prueba de lo que veremos en próximas entregas de títulos de Pokémon.

 

En conclusión

Pokémon: Let’s Go Pikachu y Let’s Go Eevee es un juego que disfrutarán los fans de mucho tiempo al incorporar cambios disfrutables necesarios a la aventura Pokémon tradicional, aunque también la podrán disfrutar aquellos que tienen poco tiempo jugando la serie, o que es su primera vez; para todos será igual de emocionante. Tal vez no sea exactamente lo que veremos en un futuro en la franquicia Pokémon, pero con este juego podemos deducir hacia dónde se dirigirán los esfuerzos del equipo creativo con los nuevos títulos. Mientras tanto, el juego es muy agradable de jugar, hace honor al primer título de la serie como un gran remake y hasta ahora, es el juego de pokémon con mejores visuales hasta ahora, sin duda recomendable.

About author
Imagen de perfil de Dabitch Teniente

Dabitch Teniente

dabitch es bueno, debes obedecerlo.

Your email address will not be published. Required fields are marked *