¿La industria del entretenimiento actúa correctamente con nuestros niños?

¿La industria del entretenimiento actúa correctamente con nuestros niños?

21 views
0

Si bien los videojuegos fueron creados básicamente como un entretenimiento para los más pequeños de la casa, estos pequeñines han crecido y ahora cuentan con el poder adquisitivo para adquirir todo aquello que siempre desearon, comprendiendo el gran grueso del mercado.  –Y esto las grandes compañías lo saben.-  

Por otro lado, alguien se ha puesto a pensar ¿qué es lo que está pasando con los contenidos para niños en general? Apenas hace unos cuantos días transcendió la noticia sobre la nueva adaptación del clásico de los 80s Thundercats, mismo que no fue tan bien recibido por la generalidad en redes, ejemplos como este hay de sobra, las más recientes entregas de Powerpuff Girls Z o Ben 10 son un claro ejemplo de a lo que quiero llegar con esto… Existe una clara tendencia a suavizar temas de importancia como lo pueden llegar a ser la discriminación, el racismo o el trabajo en equipo y por otro lado exaltando a la ineptitud como la principal solución a los problemas cotidianos, sí te estoy hablando a ti Bob Esponja.

 

Todo esto mientras los más grandes estudios de videojuegos intentan concentrar sus esfuerzos por acaparar el gran grueso del mercado dándonos lo que más nos gusta VIOLENCIA más realista, historias más crudas o simplemente temáticas más adultas. (OJO NO ESTOY CULPANDO A LOS VIDEOJUEGOS DE NADA)

Esto puede desencadenar en dos escenarios posibles, uno en el que los más pequeños pueden llegar a sufrir una sobreexposición a estos contenidos no adecuados para ellos; derivando en conductas impropias para cualquier niño, el famosísimo Niño Rata, y es que a quien no le han echado a perder una partida online uno de estos especímenes y al menos yo hago el ejercicio de preguntarme a mí mismo en dónde están los padres de este chico y porque está jugando Rainbow Six Siege si es claramente un juego para adultos; o la contraparte de encontrarte con un chico que solo quiere jugar y se ve envuelto en una serie de situaciones fuera de su control, como pueden ser acoso, insultos o demás linduras que la fauna pseudo gamer es capaz de provocar.

 

Y el segundo escenario y que para mí puede ser el más preocupante, uno mundo en el que tanto padres e industria estamos generando una gran burbuja de información y contenidos, en la que estamos guardando a nuestros más jóvenes reclutas. -Impidiéndoles tener acceso a temas de índole urgente para su desarrollo emocional y social; o en el peor de los casos obligándolos a enterarse de estos temas por sus propios medios, y no siempre esto puede ser la mejor opción.-

¿Burbuja, qué burbuja?

Mientras tú lees esta nota editorial, puedes decidir si esta información se convierte para ti en información valiosa para ti o simplemente la puedes desechar y olvidar, así pasa con toda la información que diariamente filtramos sin darnos, decidimos que es cómodo y que no, omitiendo dentro de esta selección temas incomodos, como pueden ser bullying, la discriminación o el racismo, temas que no están ni estarán nunca de moda.

¿Qué podemos hacer los padres, medios e industria para revertir esto?

Tal vez sea algo tarde para ello, pero no hay algo peor que no hacer nada y ver como todo se cae a pedazos, como bien argumenta el viejo Tío Ben “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” seamos conscientes del gran poder que tenemos en nuestras manos, creamos que somos ese superhéroe que quisimos ser de niños y seamos responsables de ello. -Pasemos más tiempo con nuestros niños y estemos pendientes de los contenidos a los que tienen acceso, ni todas las caricaturas son para niños y tampoco los videojuegos, aunque tampoco por jugar Call of Duty automáticamente se volverán violentos, todo es una cuestión de estar con ellos y moderar el uso de esto. Sigamos el más claro ejemplo de Percival en Ready Player One y apaguemos OASIS un par de días a la semana y salgamos a jugar con ellos.-

 

Mientras que los medios debemos jugar un papel activo en todo esto dándole el justo valor a los nuevos contenidos que son creados para niños y démosle la misma seriedad que le daríamos a nuestras series, videojuegos y caricaturas favoritas de la infancia si fueran estrenadas en la actualidad. Y tal vez lo más duro de cambiar es la tendencia de la industria, (renunciar a miles de millones de dólares debe ser muy difícil) quienes deben de dejar de tratar a los niños como adultos pequeños o en el peor de los casos, como seres de inteligencia limitada, que no pueden manejar temas incómodos.

Sí te hablo a ti Cartoon Network.

About author
Imagen de perfil de Dabitch Teniente

Dabitch Teniente

dabitch es bueno, debes obedecerlo.

Your email address will not be published. Required fields are marked *