Erased: el manga, el ánime y el live action [Spoiler alert]

Erased: el manga, el ánime y el live action [Spoiler alert]

18 views
0

¿Alguna vez has deseado tener el poder para regresar el tiempo y cambiar algo que sucedió? ¿O has sentido que dejaste pasar una oportunidad que no se repetirá y que podría cambiar tu vida entera o la de alguien más? Esa es básicamente la premisa de Erased, el live action basado en el manga y ánime de nombre Boku dake ga inai machi (“El pueblo en el que solo yo estoy perdido).

Lo puedes ver en Netflix si no lo has hecho; no te vas a arrepentir. A diferencia del live action de Death Note, que fue una total y absoluta basura, este cumple casi por completo con la exigencia que el manga requiere.

Satoru es nuestro protagonista; él puede viajar en el tiempo y usa esta habilidad, a la que él llama “revival”, para ir al pasado varias veces y así, intentar salvar a su madre y a algunas chicas de ser asesinadas. Si pierdes un segundo la atención te verás envuelto en cientos de preguntas sobre el cómo sucedió lo que estás viendo pues al usar líneas temporales, cada detalle cuenta.

Aunque los viajes en el tiempo no son cosa nueva (y ya lo vimos en otra de nuestras reseñas con “your name”), lo que la hace diferente es la manera en que manejan la trama. Un pequeño con mente de adulto y perspectivas diferentes al resto que lo hacen sobresalir.

Es decir, mientras nos enredamos en viajes en el tiempo, también tenemos que ser parte de una resolución de asesinatos en las que nos muestran además temas como el bullying en los niños, la soledad, el trabajo en equipo y nos enseñan a amar lo que tenemos antes de que sea tarde.

SPOILER ALERT

Si ponemos un poco de atención, desde el primer capítulo Satoru cuenta lo que sucederá cuando dice: “El revival en la mayoría de casos lo que sería negativo se vuelve neutral. En ocasiones, como esta vez, se vuelve negativo para mí”, y claro, él termina en coma después de salvar a todas las víctimas.

MANGA: al final del manga aparece Satoru junto a Yashiro, el asesino, en medio de un puente en llamas; uno tiene un plan suicida para terminar con la historia y el otro quiere entregarlo a la policía; ambos terminan en el agua. También se explica el pasado de Yashiro, que era un tremendo psicópata y tenía un hermano peor todavía… y se desarrolla el tema de los viajes en el tiempo con mayor amplitud además de darle un papel importante a Airi.

ÁNIME: el manga viene a ser la catedral de esta historia y el ánime queda corto pues cambian el final y se brincan muchas cosas importantes resumiendo puntos cruciales para entender lo que sucede después, sobre todo en los últimos capítulos. Sin embargo la animación y la banda sonora son espectaculares (¡Gracias, estudio A-1 Pictures!) y si no han visto el ánime, vean aunque sea los opening, son grandiosos.

LIVE ACTION: la selección de personajes fue extraordinaria. Todos cuadraban perfectamente incluso en apariencia con lo que esperábamos ver, sobre todo Yuki Furukawa (my love); además, -estrellita para la dirección-, respetaron el final del manga. Si solo ves el live action, tendrás un excelente sabor de boca aunque personalmente el final no me gustó en ninguna versión.

Hay inconsistencias que no termino de entender, como el por qué huyó de la escena del crimen cuando mataron a su madre; él vivía ahí, no tenía por qué convertirse en sospechoso aún cuando tenía las manos llenas de sangre, lo cual solo probaría que tocó el cadáver. De hablar con los policías se ahorraba muchos problemas, aunque nosotros nos perderíamos de muchas cosas interesantes.

Y aunque las pistas estuvieron siempre frente a los ojos de Satoru, más claro que el agua, estuvimos tan envueltos en la trama que tampoco los vimos. Pero todo tiene lógica, desde el autobús escolar en el que escondían a Kayo hasta la guantera del auto llena de dulces. ¿Por qué nunca lo vimos?

Hablando del asesino, se dice que su pasado y el de su hermano, de los que pudimos ver muy poco en realidad, será reflejado en ovas en un futuro próximo, lo cual sería extraordinario porque existe una gran historia detrás (que pueden ver en el capítulo 32 del manga). En muy resumida cuenta, mató a sus mascotas y desde entonces puede ver “hilos de araña” en ciertas personas, mismas a las que decide asesinar. (¿Qué qué?)

Para rescatar también está la amistad entre Satoru y algunos de sus excompañeros de escuela, sobre todo Kenya. La serie va mucho más allá de salvar a alguien de un homicidio o de ser secuestrado, habla de salvar la vida entera de una persona (como sucedió con Kayo) y estoy segura de que más de uno de nuestros lectores ha conocido a alguien que es el “rarito” del salón, al que nadie le habla y es un “cero a la izquierda”. El mensaje trasciende a niveles inesperados.

El ánime puedes encontrarlo en Crunchyroll (y míralo, hay escenas que en el live action no aparecen, como Satoru en silla de ruedas el borde de un edificio). El live action, está en Netflix, disfruten de la realización de ambos.

Por cierto, Airi sí se convierte en fotógrafa y sí, termina conociendo a Satoru. (Fangirleo up). Si ya te llenamos de spoilers, me veré obligada a viajar en el tiempo y eliminar el este artículo antes de que lo leas.

About author
Imagen de perfil de Celeste Lugo

Celeste Lugo

Periodista | Si los animales tuvieran religión, nosotros seríamos el diablo | CruzAzul | Necaxa | River | Madrid | Gamba | Ánime | villamelona ♏️

Your email address will not be published. Required fields are marked *