Opinión | ¿Qué tan malo será el Live Action de DeathNote?

Opinión | ¿Qué tan malo será el Live Action de DeathNote?

32 views
0

Aunque faltan unos días para poder dar una opinión sobre el LiveAction de DeathNote, en Netflix ya está el tráiler que nos permite darnos una idea de lo que veremos el próximo viernes, fecha de estreno de esta adaptación de la que muchos fans de la serie esperamos algo magistral.

 

 

Sin embargo desde que se dio a conocer al elenco que sería parte de este acontecimiento, muchos nos sentimos decepcionados pues hay cambios significativos, desde algunos nombres hasta el físico de los personajes como el caso de “L”.

 

La premisa más importante de nuestro querido DeathNote es simple y es claro: “¿Jugarías a ser Dios si pudieras?“; desde ahí se desata la cacería del gato-ratón que episodio tras episodio nos tiene al borde del sillón porque las reglas cambian minuto a minuto.

 

Pero ¿Podrán causarnos ese mismo sentimiento? Yo lo dudo. Tengo mis reservas y no tiene nada qué ver con el pésimo trabajo del guionista Jeremy Slater en Fantastic Four, sino empezando porque el lugar no es Japón sino Seattle, lo que me hace creer que no veré más que una copia barata de una serie policíaca tipo NCIS, un melodrama norteamericano cualquiera con un par de balas aquí y allá.

 

Si consideran que eso no tiene nada qué ver, podemos volver a la trama, que es lo más importante… ¡y lo que les valió un pepino! Para empezar, nuestro querido Light comenzará el LiveAction actuando de la mano de Misa (que no se llamará Misa…) y será víctima de su hostigamiento para que siga usando la libreta.

 

¿No les parece suficientemente malo? Bueno, el padre de Light, que se llamará James Turner ¡TURNER! Olvídense del Yagami (más gringo no se pudo), será parte de la investigación de “Kira” desde el inicio haciendo un guión simple y sobrado alejado de la historia original.

 

Pero eso no es lo peor. Lo que sí está para darse de topes en la pared es la aparición de “L“, interpretado por Keith Stanfield, un hombre afroamericano que nada tiene qué ver con nuestro querido personaje.

 

¿Sueno racista? ¡Qué va! Pero debemos ser críticos y aceptar que no tiene nada qué ver con “L”. NADA. Y fue puesto solo para cumplir con los estándares antirracismo que ahora les encanta meter en todas partes para decir que se les da oportunidad a todos los actores por igual. No quiero que se interprete que ser de un apellido o raza en particular sea insultante, el problema es que no tiene la esencia que estamos esperando. Pero bueno, al menos se sienta como él y conserva ciertas manías raras que tenía el original…

 

 

Sin ser adivina preveo indignación, frustración y mucha molestia por esta adaptación que solo será soportable para quienes NO hayan leído el manga o visto el ánime con anterioridad y cuya opinión me encantaría leer. En lo que a mi respecta, es como cuando no estás a gusto en tu trabajo; hasta la música me molesta.

 

Estoy segura de que esos 50 millones de dólares que se invirtieron en la película hubieran sido bien aprovechados de otra manera y que lo único rescatable que veo es a Watari y por supuesto al hermoso Ryuk, sin dejar de mencionar el excelso trabajo de fotografía.

 

Espero que Tsugumi Ohba y Takeshi Obata no les vaya a dar por usar su DeathNote y escribir el nombre de Adam Wingard en ella.

 

About author
Imagen de perfil de Celeste Lugo

Celeste Lugo

Periodista | Si los animales tuvieran religión, nosotros seríamos el diablo | CruzAzul | Necaxa | River | Madrid | Gamba | Ánime | villamelona ♏️

Comments
  • Chapu rojiblanco#1

    21 agosto, 2017

    Soy de la idea de esperar hasta verlo Y entonces juzgar

    Responder
  • CONDE DASH#2

    21 agosto, 2017

    Totalmente de acuerdo con lo que decís!
    Lo lindo de Death Note era lo complicada que resultaba la trama y cómo pegaba eso en una sociedad tan distinta como es la Japonesa.
    Me es difícil imaginarme cómo habrán hecho para superar esas diferencias… Pero habrá que darle una chance, no?

    Lindo artículo!

    Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *